27 dezembro, 2008

NAVIDAD 2008 / NATAL 2008




Navidad 2008 o la aventura de rellenar un pavo en Nochebuena!

En Portugal y en la zona del país donde yo vivo, lo típico en Nochebuena es servir bacalao cocido con patatas y coliflor, yo lo hice durante muchos años, incluso cuando era vegetariana me limitaba a las patatitas y la verdurita, pero este año que he vuelto a comer carne, me apeteció romper con la tradición y rellenar un pavo!

Sí señor, rellenar un pavo, y cuando se lo comente a mi amiga Ana del blog Magic Flavours que tenía intenciones de hacerlo para Nochebuena enseguida ella se prestó en pasarme la receta ancestral que la abuela de su marido hacía desde hace mucho años en Inglaterra… bueno bueno, una estupenda receta, con un relleno súper apetitoso, relleno de una manera muy original (no relleno por dentro como es normal pero si introduciendo el relleno entre la piel y la carne del bicho) y servido con una salsa de cranberrys frescos… Bueno solo de pensarlo ya se me hacía la boca agua, así que me puse en pleno en la aventura de rellenar el dichoso bicho.

Consultando la receta con más de 1 mes de antelación me di cuenta que me faltaban los cranberrys para la salsa, porque claro, en el culo del mundo donde vivo yo como iba a encontrar las dichosas frutitas… pues tampoco supuso un problema, ya que Ana cuando vino a visitarnos en principios de Diciembre me hizo el obsequio de traérmelos fresquitos desde Inglaterra, y yo como si de un tesoro se tratase, los envase al vacio con sumo cuidado y los congele de modo a que en Navidad los pudiera descongelarlos y preparar la tan apetecible salsa con que iba a servir mi pavo.

Pues encargué un pavo en la carnicería con bastante antelación, faltaría más que llegara Navidad y me quedara sin pavo, así que hice mi encargo y esperé el dichoso día para ir a recogerlo… pero me olvidé contaros una cosita… un pequeño detalle casi sin importancia, pero es que, como algunas de vosotras sabéis, estoy renovando la casa y eso incluye cambiar la cocina, y tras muchos intentos de que me la vinieran a montar (incluso amenazar al carpintero que tendría que poner dos platos más en su mesa de Nochebuena porque si no me montara la cocina me iría a pasar las Navidades con el… jajaja) pues resulta que me llama y me dice que el día 24 iba a ser el gran día y que iba a quedar con mi cocina lista como regalo de Navidad… pues estupendo… que alegria que tras unos cuantos meses se acuerda justo el día que más tiempo pasamos en la cocina para venir a trabajar él en ella… jajaja

Bueno, arregazo las mangas y empiezo a rellenar el pavo… preparo el relleno milagrosamente como pone en la receta, pero de pronto me doy cuenta que hay pormenores que no vienen… es decir, 2 manzanas cortadas en trocitos… aissss peladas o no? 200 gr de nueces… pero los 200 grs son de nueces con o sin cascara? Y en toda la receta no habla nunca de añadirle sal… en el relleno o en el proprio pavo… aissss que hago, pienso pienso y le mando un email a Ana… esperando que estuviera pegada al ordenador y que me constara en seguida… pues no… otro email… y otro… y otro… y empiezo a darme cuenta que Ana no está y no va a constarme…. Anaaaaaaaaaaaaaaaaa… bueno, pasa 1 hora y yo sin contestación así que digo, ya haré el relleno como vea mas correcto, así que no problem , tu tranquila.







Relleno listo, saco el dicho pavo de la nevera para empezar a rellenarlo, lo quito de la bolsa de plástico y de pronto me quedo completamente paralizada… como lo había explicado al principio de este relato, el relleno tenía que ponerlo entre la piel y la carne del pavo, es un ritual (tal como lo ha dicho Ana) y para eso se tiene que despegar muy despacito y con sumo cuidado de no romperla, la piel de la carne del pavo, y entonces ahí dentro de ese hueco es donde le vas a meter el relleno, pero, socoroooooooooooooooooo, el pavo me lo limpiaron completamente por dentro en la carnicería y al hacerlo me rompieron más de la mitad de la piel…. haaaaaaaaaaaaaa y ahora qué hago???????







Anaaaaaaaaaaaaaa, socorrrrrrrrrrrrrrooooo, otra vez… vengo al ordenador, a ver si Ana ya me ha contestado al email y ahora para preguntarle que hago con la piel deshecha del pavo…. Pero nada, el email esta mudo, ninguna contestación a los tropecientos emails que le he mandado hace 1 hora atrás… pero donde estará esta chica… claro estará haciendo compras de Navidad, o paseando… y yo aquí sin saber que hacer… aisssss
Bueno, tomo la decisión de rellenar el pavo a la vieja usanza, por dentro como lo hace todo el mundo y punto, y por lo menos salvo la cena de Nochebuena… cojo el pavo por las piernas y empiezo a meterle el relleno pa dentro.. pa dentro.. pa dentro y empiezo a darme cuenta que he hecho más del doble del relleno del que cabe dentro de un pavo de 4 kg y empiezo a imaginar si tuviera que meterlo entre la piel y la carne pues me sobraría 10 veces más de relleno… así que empiezo a apretar, a apretar (porque no están los tiempos como para tirar nada) así que este bendito relleno va a tener que caber todo dentro de mi querido pavo.. jajaja

Bueno, la primera parte está hecha… de repente me acuerdo otra vez de la sal… si es que no he añadido sal…. Aissssss estará completamente sin sabor, así que cojo un buen puñado de sal y empiezo a frotarlo, hasta que creo que me he pasado un poco con la sal y que ahora quedará salado… jajaja por Dios, es que hay días que no sabemos lo que estamos haciendo…







Ya tengo mi pavo relleno, entupido de relleno diría yo… jajaja pero está listo… y voy a trasladarlo a la bandeja de hornear… peeeeeeerooooo aisssss como el pavo tiene la piel de las patas rota, y como yo despegué la restante piel del pavo (en una tentativa fallada de rellenarlo como decía la receta) pues ahora resulta que las piernas y las asas no se sostienen solas y quedan escarranchadas hacia los lados… me recuerda un pavo tomando el sol en una tumbona… jajaja pero es que ahora no lo puedo mantener tieso en la bandeja… otro problemita… que hago ahora? Y pienso que quizás con una cuerda le podre atar las piernas y las asas… buena idea, es la solución, hasta tengo cuerda para cocina en casa y enseguida voy a atar y a coser mi pavo… peeeeeeeeeeeeroooooo… ai por Dios… no tengo una aguja para coser con este hilo…. Buaaaaaaaa cómo voy a coser el pavo ahora? (Alguien que me recuerde por favor de comprar una aguja para este tipo de cosas… jajaja) y bien… como lo hago ahora? pues con la ayuda de palillos, espeto la piel del pavo con los palillos y con sumo cuidado (donde abre yo encontrado tal paciencia) voy empujando la cuerda poquito a poquito como si estuviera haciendo una cirugía plástica… y al final de media hora tengo un pavo relleno, cosido, atado y completamente deformado… buaaaaaaa













No hay problema, lo importante es que este bueno de sabor, aunque no se yo el tema de la sal, pero ya se verá cuando lo probemos, así que pavo para dentro del horno. Uffff y ahora un poco de descanso, que tengo que preparar toda la cena de Nochebuena y ni siquiera he tenido tiempo de hacer un postre y una tarta o un bizcocho decorado con motivos Navideños… buaaaaa pero es que son las 5 de la tarde y pone en la receta que el pavo tiene que hornear otras tantas horas más (estará listo a la hora de la cena? Empiezo a tener mis dudas…) así que reviso toda la receta a ver si no me he olvidado de nada y veo que dice que tengo que envolver todo el pavo con tiras de beicon… por Dios, que habré hecho al beicon que he comprado? Ya lo tengo localizado, saco el pavo del horno, lo cubro con el beicon y lo vuelvo a meter dentro.







Empiezo a tratar de otras cositas para la cena pero siempre dando una ojeada al horno para ver como se está cocinando mi pavo real, y de pronto veo (habrá pasado una media hora) que el beicon esta casi quemado y la carne del pavo completamente cruda… aissssss miro la receta nuevamente y pone que si al cabo de unas dos horas el beicon empieza a quemarse lo mejor es tapar todo el pavo con un poco de papel de aluminio para que no se queme mas… pero es que no han pasado 2 horas… solo ha pasado 1 hora y ya está tostado… bueno, no entres en pánico, sacas el pavo del horno, quitas el beicon quemado y pones nueva capa… trabajo hecho, y nuevamente el pavo al horno.
Llega la hora de la cena, todo listo y el pavo (creo) que también, así que como ya habíamos comido los entrantes, me levanto de la mesa y voy al horno a sacar el pavo y a presentarlo en la bandeja… saco el pavo del horno… jooooo el beicon se ha vuelto a quemar, y eso que estuvo casi todo el tiempo cubierto con el papel de aluminio… dichoso beicon… pero no hay problema, a mi hasta me gusta el beicon bien pasado… jajaja así que lo traslado a la bandeja de servir y voy a coger el calientasalsas para servir la salsa, cuando de repenteeeeeeeeeeeeeeeee…. Buaaaaaaaa me doy cuenta que no he hecho la salsa…. Buaaaaaaaa no me lo puedo creer, la salsa de Cranberrys propositadamente importados de Inglaterra para esta receta y yacen congelados cerrados al vacio dentro del congelador… jooooooooo me quedo sin fuerzas, me entran ganas de llorar y me quedo sin saber qué hacer y con un enorme disgusto de haberme olvidado de hacer la salsa… buaaaaaa








Bueno, menos mal que me ha sobrado un poco de salsa de cerezas del rollo de carne del otro día y por lo menos tengo el problema resuelto, pero nadie me va a quitar el disgusto de no haberla preparado…
Así que pongo el calienta salsas en la mesa y vuelvo a la cocina a por la bandeja con el pavo y cuando entro triunfante en el salón con la bandeja con mi (milagroso) pavo relleno en las dos manos, oigo la voz cintilante de mi suegro decir: - “Es que a mí no me gusta el pavo”

TIERRA TRAGAME…







Si habéis llegado hasta aquí creo que habréis sufrido lo que ha sido la aventura de mi cena de Nochebuena… los carpinteros se marcharon de la cocina a las 5 de la tarde, no está completa pero ya esta funcional, mi suegro al final se comió (y se relamió) con mi pavo, por educación se sirvió un trozo y resulta que le encantó y que hasta repitió… y solo decía, pero es que no me sabe a pavo (sabe Dios a que le sabría mi bichito) y mi suegra decía: -“pero si en casa no comes pavo”… jajaja
De toda esta aventura solo tengo una cosa segura… el año que viene...

BACALAO COCIDO CON PATATAS Y COLIFLOR







Meus leitores Portugueses, quando comecei a escrever este relato, nunca imaginei que saisse tamanho testamento, foi uma autentica aventura rechear o peru para a noite de Natal, já é muito tarde e agora já não tenho tempo de traduzir toda esta experiencia, assim que prometo que logo que puder eu também vos conto a minha “linda” experiencia com o recheio deste peru… pelo facto peço desde já as minhas desculpas




20 COMENTARIOS / ENVIAR COMENTARIO:

  1. Margarida disse...
  2. Alegna, fartei-me de rir com a tua aventura. Realmente a sorte não esteve do teu lado mas valeram os teus desenrascanços!! Acredito que mesmo sem o molho com os cranberries importados (eheheh) tenha ficado muito bom!
    Para o ano correrá melhor, vais ver! Mais que não seja um belo bacalhau cozido!

  3. Piuchi ( Rocio) disse...
  4. menuda odisea Alegna!!! he sufrido minuto a minuto tu gran odisea con el pavo segun leía tu relato, si es que hay días que sale todo al revés pero bueno al final salvaste la situación y lo mejor de todo que conseguiste que a tu suegro le gustara el pavo!!! jaja enhorabuena guapa!! besitos

  5. Cristina Momentos Preciosos disse...
  6. ALEGNA,ESPERO QUE TENHAS TIDO UM FELIZ NATAL.
    O teu assado está divinal,acredito que o recheio seja muito bom.
    Bjs grandes

  7. Begoña disse...
  8. Según iba leyendo tu historia, creía que no habiais cenado pavo, pero menos mal que la aventura ha tenido un final FELIZ!!!!Creo que lo que más se planifica, siempre es lo que peor sale. A mi me gusta tener todo organizado, comprado con antelación, todos los detalles previstos,pero siempre hay algo que se te escapa, que surge a última hora. Pero creo que es bueno, no me gusta la perfección...Ahora, de esto, a tu historia, hay un abismo, has llegado al límite de la paciencia, yo hubiera reventado a media tarde y cenan bocadillo de jamón....
    A pesar del día tan agobiante que pasaste, al final has triunfado, como siempre. Me alegro por ti.
    Un saludo, Begoña

  9. Ivana disse...
  10. Ja! ja!! Que mal se pasa, una se tira horas y horas en la cocina o pensando que hacer de comer y luego, siempre falta algo!! Pero si tu suegro se relamió, objetivo cumplido!!
    Felices fiestas!!

  11. recetasdemama.es disse...
  12. El pavo se ve perfecto, y no refleja en absoluto tus angustias... enhorabuena apor el éxito con tu suegro

    Besos. Ana

  13. Manuela © disse...
  14. Ai por Dios!!! :P

    O meu espanhol não é famoso mas li a história até ao fim. Coitada, tanta desgraça junta! Acho que tinha atirado o perú pela janela fora hihi Mas pronto o importante é que no fim ninguém foi parar ao hospital e tens a tua cozinha praticamente pronta :)

    Beijinhos e continuação de Boas Festas!

  15. María Lunarillos disse...
  16. No te imaginas el sufrimiento que he tenido leyendo tu relato... ¡Si a mí me pasa todo eso me muero! Vamos, yo creo que dejo el pavo y salgo corriendo a por el bacalao a la primera de cambio. Qué estrés, qué odisea, qué horror. Yo no habría podido ni cenar tranquila.

    Yo nunca he rellenado un pavo, y creo que tardaré muuuucho tiempo en hacerlo.

    Aunque si tu suegro se relamió, mereció todo la pena. ¿No? :-)

    Un beso.

  17. ameixa seca disse...
  18. Alegna e eu pensava que nada te corria mal. Este perú estava contra ti :)
    Que grande peripécia na cozinha!!! E o raio do bacon ainda piorou a situação. Mas essa do teu sogro dizer que não gostava depois de tantas horas de volta do perú... eu era capaz de me desmanchar de choro à frente dele :)
    Vá lá que ele ate comeu e gostou. Valha-nos isso!

  19. mar disse...
  20. ¡Que risa me he pasado leyendote y que sudores me estaban entrando, aunque sabía que al final te saldría todo estupendo.

    Yo no me atrevo a rellenar el pavo ni harta de vino, quita quita yo lo compro relleno y le pongo la salsita jaja.

    ¡¡¡ Feliz finde navideño!!!, besitos.

  21. Irmina Díaz-Frois Martín disse...
  22. Hermoso pavo relleno... menudo, delicioso.
    Te deseo Feliz Año, que se cumplan tus deseos.
    Un beso.

  23. Ana Powell disse...
  24. Minha querida
    Lamento a tragédia, foi uma pena terem partido a pele ao perú.
    Da próxima fica muito melhor.
    Sabes eu vi a minha sogra durante muitos anos fazer esta receita, no próximo Natal que esu esteja em Portugal, convido-te para o "ritual".
    Espero que tenha sabido bem.
    Desculpa, mas eu nem estava em casa quando mandas-te os mails, tinha ido jantar com uns amigos e fiquei a dormir na casa deles.
    Continuação de umas Boas Festas.
    Beijocas

  25. Maria Jose disse...
  26. Ayyy Alegna lo que me he reido y lo que he sufrido con tu relato!!!! que graciosa eres explicando las cosas...me alegro que al final saliera todo bien...un beso!!!!

  27. Penny disse...
  28. Ayyy Angela, a medida que iba leyendo iba pasando por todos los estados de ánimo que debiste pasar tú, hasta al final con los cranberrys me han entrado ganas de llorar a mi también!!! Bueno, al menos les gustó y se fueron con la panza llena!!

    Petonets.

  29. EnLaLuna disse...
  30. Jajajajaja! Ay mujer... Estas cosas nos pasan en los momentos más inoportunos, tú por lo menos tienes el don de solucionarlo tirando por la vía más sencilla. Yo cuando me embarullo tiendo a complicar todavía más las cosas...

  31. Anónimo disse...
  32. Mi querida Alegna, no sabes lo que me he reído con tu relato (es que me sentía tan identificada: era como verme a mi misma... Yo también me lanzo a hacer una receta y luego no entiendo las explicaciones que dan o me falta algún ingrediente (o no me falta pero no lo encuentro porque le he puesto sin querer algo encima (el trapo, pore ejemplo, y no lo veo o...) En fin, mil cosas y siempre todo en el peor de los momentos... Pero cuando he llegado a lo de la salsa ahí, casi me troncho de la risa. (Seguro que a tí no te haría ninguna gracia en ese momento pero...) reconoce que era como de película. Suerte que eres una chica de recursoso y supiste salir airoso de tamaña aventura ¡Bravo por tí! (Por cierto lo de tu suegro también estuvo buenísimo (llegué a pensar que con la tarde que habías pasado, los nervios y el cansancio acumulado te habrías tirado a su cuello (a ahogarlo) pero veo que también eres buena chica y supiste contenerte...
    Besos guapísima y gracias por hacernos reir un rato, es algo que se agradece siempre.
    Esther

  33. eu disse...
  34. jajajaja ¡¡¡¡ muerta ¡¡¡¡¡ me he reido una barbaridad, hasta me han dado ganas de comprar un pavo ¡¡

    Un besazo Alegna, deberías contarnos más cosas, me encanta como lo describes

  35. Mabel disse...
  36. A pesar de toda la odisea que sufriste para preparar el pavo lo importante es que al final triunfaste y le gusto hasta a tu suegro. Enhorabuena!!!!
    Por cierto por que no nos cuentas con que lo rellenaste?

  37. psychic disse...
  38. Alegna que aventura hehehehe

    É impressionante como as coisas às vezes começam a correr mal desde o início... mas uma coisa é certa, se com tanta peripécia ficou com esse aspecto (e suponho que de sabor tenha ficado óptimo) imagina se tudo corresse bem!!

    Jinhos grandes

  39. Anónimo disse...
  40. hayy hayyy como me rei, gracias por hacerme tan feliz con la historia del pavo, a mi tambien me gusta el tocino bien quemado, mis suegros hicieron pavo, pero que lo cocen en una olla con agua, sal, ajos y cebolla por dos horas y que luego lo meten al horno con mantequilla, vino y etc. gracias eres genial

Enviar um comentário

LICENCIA DE PROPRIEDAD INTELECTUAL / LICENÇA DE PROPRIEDADE INTELECTUAL

Creative Commons License
Esta obra está licenciada sob uma Licença Creative Commons.

PROTECIÓN ANTI COPIA / PROTECÇÃO ANTI-CÓPIA

 
Ir Arriba